Tengo tres hijos

Tengo tres hijos a quienes adoro tanto que si me aparece en el mundo otro amor igual no cabría en mi corazón.  Mis hijos son tus hijos Señor.  Si yo quiero a mis hijos, cuánto más los querrás tú que eres el amor mismo.

Yo quisiera protegerlos de las vicisitudes de la vida, guarecerlos de todas las vibraciones impuras, desarrollarlos fuertes para que enfrenten las tormentas del destino.  Sólo tú puedes darle esa protección, mi Dios.  En tus manos los colocó a los tres cuando caminan por las calles, cuando viajan y cuando están ante inminentes peligros.

Haz señor que una nube sublime de pureza y amor baje del cielo para que proteja y cuide a mis hijos.  Permite Maestro, que un ángel de protección los acompañe siempre y les advierta los peligros de la vida.  Que sientan repulsión natural contra los vicios mundanos que apaguen su aura de virtud.  Que el espíritu de ellos sea fuerte y firme contra las tentaciones mundanas.

Que sus mentes sean un dinamo de acciones constantes haciendo el bien a toda la humanidad de la tierra.  Que sean un eslabón de progreso para toda la humanidad y que derrame tus bendiciones sobre la cabeza de mis hijos señor.  Bendícenos ahora y sea para siempre mi gratitud por los siglos de los siglos amén.

Dejar un comentario